La enseñanza universitaria en tiempos de pandemia

La FTS de la UNLP aspira a ser protagonista asegurando el derecho a la universidad en la contingencia de la pandemia del Covid-19. La nota señala algunas “lecciones” que pueden ofrecer estas circunstancias y bosqueja algunas hipótesis para pensar acerca del escenario educativo futuro y posible de la enseñanza universitaria.

El cierre de las instituciones escolares y universidades por la pandemia del Covid-19 afecta en la actualidad a más de mil millones de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos a lo largo y ancho de todo el globo. Casi un tercio de la humanidad se halla en situación de confinamiento obligatorio.

En este contexto, Maristella Svampa (2020) asevera que el coronavirus nos pone de frente a los grandes debates societales: cómo pensar la sociedad, el estado, la crisis y sus posibles salidas en un contexto en los márgenes de un colapso sistémico. A su vez, en otro artículo interesante -de los muchos que investigadores de las ciencias sociales han puesto a circular por estos días (Rodriguez, 2020)- Juan Luis Carnagui (2020) advierte que se producirá, mal que nos pese, un aumento de las restricciones en los sectores más postergados de nuestra sociedad que tendrá, a su vez, como corolario, que las necesidades de quienes efectivamente ya habían sido castigados brutalmente por el macrismo sean más urgentes aún.

En esta nota dialogo con aquellos debates desde una mirada educativa y, más específicamente, centrada en el debate que involucra a las universidades a partir de una reflexión que propone valorar las vertiginosas y “rápidas de reflejos” actuaciones puestas en marcha por aquellas en general pero muy en particular en la UNLP y en la FTS específicamente. Las “lecciones” que nos puede ofrecer la pandemia junto con el bosquejo de algunas hipótesis para pensar acerca del escenario educativo futuro y posible de la enseñanza universitaria motivan la presentación de estas preliminares, precarias y provisorias líneas de análisis. Sin embargo, una certidumbre articula también el lugar desde donde escribo, me refiero a que, tal como acaba de sostener la Declaración del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) titulada “Las universidades argentinas frente a la pandemia del COVID 19”: “las universidades argentinas no renunciamos a nuestro deber de seguir construyendo el futuro de nuestro país con el mejor antídoto para los males del mundo: el derecho social a la educación”.

Más complejidad a viejos problemas: ¿Cómo seguimos?

Muy recientemente, el Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe publicó un documento en proceso titulado “COVID-19 y educación superior. Análisis de impacto, respuestas políticas y recomendaciones”. El planteo central del documento es que los retos no resueltos como el crecimiento sin calidad, inequidades en el acceso y en los logros, y la pérdida progresiva de financiamiento público, encuentran mayores dificultades ante el avance de la actual pandemia. El documento realiza un llamado a los Estados para asegurar el derecho a la educación superior en un marco de igualdad de oportunidades y de no-discriminación como primera prioridad para “no dejar a ningún estudiante atrás“.

En otro reciente artículo, Mónica Marquina subraya que en las universidades argentinas contamos con una base estructural y con experiencias tanto diversas como valiosas para afrontar la contingencia que diferencian a este nivel de otros niveles educativos. Sobre esta base muchas universidades trabajan sin descanso para disponer sus entornos virtuales, acompañar y orientar a los docentes y evaluar distintas alternativas para que ningún estudiante quede fuera según sus posibilidades tecnológicas y familiares. Las circunstancias sugieren al menos preguntarnos si, cuando pase la pandemia, las universidades podrán ser revolucionadas por esta experiencia o si finalmente optaremos por retornar a la cotidianeidad de todos los días y a hacer lo mismo que antes. Nadie dice que será fácil, pero tampoco es imposible pensar en clave de la expansión de una agenda progresista universitaria atenta a las transformaciones del mundo post-coronavirus.

La brecha tecnológica debería ser uno de los ejes centrales de la mencionada agenda. Se sabe: entrar en una fase de educación a distancia requiere de una alta tasa de conectividad de calidad. Sin embargo, en América Latina y el Caribe solo uno de cada dos hogares está conectado y la situación se torna mucho más compleja si a la ecuación agregamos la distribución desigual tanto de activos de infraestructura digital como de las habilidades digitales de las personas (sean éstas estudiantes o docentes).

La premura del trabajo institucional y colectivo reconocido y asumido activamente por la FTS nos brindó la oportunidad de buscar y sopesar soluciones alternativas, de aunar lo que se encontraba fragmentado, de conectar entornos y plataformas disponibles y de generar comunidades de práctica donde se adoptan y adaptan ideas y se comparte con velocidad inusitada aquello que vamos notando, casi sobre la marcha pero sin renunciar al análisis crítico, qué funciona y aquello que no.

Lo que no puede negociarse (y en ello estamos embarcados se trate de clases virtuales o de clases presenciales indistintamente) es el sostenimiento de estrategias inclusivas que atiendan a aquellos y aquellas estudiantes que más lo requieran, pero también (y en igual orden de importancia) el sostenimiento de aprendizajes de calidad en instituciones universitarias de excelencia. En esa faena, la FTS de la UNLP aspira a ser protagonista asegurando el derecho a la universidad en la contingencia.

Bibliografía

Carnagui, J. L. (31 de marzo 2020). ¿El ciclo de capitalismo neoliberal en crisis? Diario Contexto. Disponible en: https://www.diariocontexto.com.ar/2020/03/31/el-ciclo-del-capitalismo-neoliberal-en-crisis/  (08/04/2020)

Marquina, M. (6 de abril 2020). La universidad “presente” en tiempos de pandemia. Nuevos papeles. Disponible en: https://www.nuevospapeles.com/nota/la-universidad-presente-en-tiempos-de-cuarentena (Consultado 08/04/2020).

Rodríguez, P. (8 de abril  2020). Los intelectuales y los lugares comunes ante el coronavirus. Página 12. Disponible en: https://www.pagina12.com.ar/258063-los-intelectuales-y-los-lugares-comunes-ante-el-coronavirus (Consultado el 09/04/2020).

Svampa, M. (2020). Reflexiones para un mundo post-corovirus. En Revista Nueva Sociedad, disponible en: https://www.nuso.org/articulo/reflexiones-para-un-mundo-post-coronavirus/?fbclid=IwAR2jp_73pbsL-oDLWKeTeZf7XKP-KV3_wv8AT_aZmbleqmla8enj0dIKUWs (Consultado el 08/04/2020).

Otras fuentes:

Consejo Interuniversitario Nacional (8 de abril 2020). Las universidades argentinas frente a la pandemia del COVID 19. CIN. Disponible en:  https://www.cin.edu.ar/las-universidades-argentinas-frente-a-la-pandemia-del-covid-19/?fbclid=IwAR1n2J36oGNG-pwEY5nFbzxKUxxmy7cLTKCrCBSS4AVDVQy407h52Hw_j6k (Consultado 08/04/2020).

Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe. (14 de abril 2020). Informe del IESALC analiza los impactos del #COVID19 y ofrece recomendaciones a gobiernos e instituciones de Educación Superior. IESALC. Disponible en: http://www.iesalc.unesco.org/2020/04/14/iesalc-insta-a-los-estados-a-asegurar-el-derecho-a-la-educacion-superior-en-igualdad-de-oportunidades-ante-el-covid-19/ (Consultado 14/04/2020).

facebook twitter email print

Comentar