Opiniones| Miércoles, 27 de junio de 2018

Por la defensa de la educación pública y los Equipos de Orientación Escolar

Resulta oportuno tomar posición sobre los alcances y las intenciones que tiene la Resolución 1736/18 de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) que busca el pasaje de los Equipos de Orientación Escolar de Planta a Equipos de Distrito. Esta política atenta contra las condiciones laborales y la calidad de la educación pública y gratuita.


por Eliana Vasquez

La Dirección de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social de la DGCyE de la Provincia de Buenos Aires tiene una historia de casi 70 años. Es única por sus características en la República Argentina, ya que se conforma de distintas estructuras territoriales con las que en otras Provincias no se cuenta, como Inspectoras/es de Enseñanza, Equipos de Orientación Escolar, Equipos Interdisciplinarios Distritales, Equipos de Inclusión y los Centros Educativos Complementarios. La dirección es pionera y tomada de ejemplo para replicar la experiencia y diseñar estructuras organizativas similares. La conforman alrededor de 15.000 cargos docentes

La Resolución 1736/18 plantea un pasaje de los Equipos de Orientación Escolar de Planta a Equipos de Orientación Escolar de Distrito. Mientras los primeros forman parte de una escuela, donde año a año desarrollan su tarea y tienen una implicancia con la comunidad y con el proyecto institucional del que son parte; los segundos pueden cambiar de sede año a año y atienden a varias instituciones.

Lo que esta Resolución esconde y no explicita es una política que busca:

► Avanzar en la flexibilidad laboral: si como Equipos de Planta se interviene sobre una institución, como Equipos de Distrito se interviene sobre varias de las escuelas del distrito.

► Plantear una nueva “categoría de equipo”, formado por un/a solo/a integrante, por lo cual lo interdisciplinario aparece como cuestión.

► Ampliar la cobertura de “equipos de una persona” a una mayor cantidad de escuelas, con lo que ello trae aparejado en términos de condiciones de trabajo para el personal de la Dirección de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social, como en las condiciones para las intervenciones profesionales.

En este marco, las condiciones de trabajo afectarían tanto a las/os integrantes de los Equipos como a las instituciones. Un equipo podría trabajar un año en una escuela y al año siguiente en otro espacio, produciendo una deshistorización de las intervenciones profesionales y la deconstrucción de los vínculos afectivos.

La Resolución refiere a una inequidad en la cobertura de los Equipos en el nivel inicial, cuestión que claramente tiene que resolverse. Sin embargo, en vez de avanzar en una inversión presupuestaria en nuevos cargos y cobertura, se flexibiliza laboralmente a los Equipos existentes y se modifican las condiciones de trabajo.

No podemos permitir que esta Resolución se implemente. Soy Trabajadora Social, tengo 24 años de antigüedad en el sistema educativo provincial y sostengo enérgicamente que tenemos que defender nuestra historia, presente y futuro como Dirección de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social. Proteger las condiciones para enseñar y aprender, es cuidar a cada escuela, ya que los Equipos de Orientación Escolar representan siempre una fortaleza y la defensa de la educación pública.

© 2018 Entre Dichos |República Argentina|Todos los Derechos Reservados