Diálogos| Miércoles, 13 de septiembre de 2017

María Noelle Fernández Mazza: “Es necesario abordar la vejez desde otro lado y ponerse objetivos”

Es graduada de nuestra unidad académica. Se desempeña como Trabajadora Social coordinando tareas en el Hogar Gallego para Ancianos, el cual se encuentra ubicado en la localidad de Domselaar, partido de San Vicente. En el marco de una serie de entrevistas para Entredichos, nos encontramos con Noelle para conversar acerca de su intervención profesional.


por María José Novillo

En la primer parte de la entrevista, Noelle nos cuenta su vínculo con el Hogar Gallego para Ancianos y las características de dicha institución. Ella ingresó a trabajar allí como tallerista, hace un poco más de nueve años. En ese momento, el hogar recibía solamente inmigrantes gallegos o hijos de inmigrantes de esa nacionalidad. Su objetivo institucional estaba puesto exclusivamente en dar un “lugar” desde lo habitacional, sin pensar a la vejez desde otra perspectiva que no fuera sólo la residencia.

En el año 2015, comenzaron como institución a ser prestadores de PAMI y a partir de allí cambiaron algunas cosas. Por ejemplo, ya no son sólo inmigrantes o hijos de inmigrantes quienes ingresan a la institución. Esta transformación en el perfil poblacional, generó la necesidad de pensar a la vejez desde otro lugar, poder articular con las familias de los residentes y sobre todo pensar en los atravesamientos de la población residente desde la salud.

Después de cinco años como tallerista, empezó a desarrollar tareas como Trabajadora Social y hace aproximadamente un año es la coordinadora del hogar. Desde su lugar profesional, nos manifiesta las posibilidades de “hacer muchas cosas” y la libertad que tiene a la hora de intervenir. La complejidad está situada en el entramado institucional, en relación a cuestiones vinculadas a lo económico y a los recursos humanos.

A su vez, cuestiona el lugar de la salud y allí plantea que “no es solamente el cuidado del adulto mayor, si no procurar que tengan la mejor calidad de vida en cuanto a la salud”. Como ella dice, “la atención del viejo en el hospital es complicada”.

Su vínculo con la facultad se retoma a partir del curso de cuidadores domiciliarios que llevó adelante en el año 2015. Recupera esa experiencia por su acercamiento a la Facultad y, sobre todo, porque lo que generó en el cotidiano de su trabajo. Según ella, “le propició conocimiento de un recurso humano disponible”, ya que sabía que contaba con cuidadores domiciliarios en la zona de influencia del hospital que recibe las derivaciones del hogar.

Finalmente, nos compartió sus expectativas a futuro. Como a muchos de los que intervenimos en el día a día con situaciones complejas, le queda como desafío poder encontrarse con otros para intercambiar, discutir y seguir pensando su propia intervención.

© 2017 Entre Dichos |República Argentina|Todos los Derechos Reservados